seminario internacional

Objetivo: Discernir claves y elementos que contribuyan a la reconstrucción/reconstitución del pensamiento crítico para acompañar la lucha de los pueblos.

•    Núcleos conceptuales en la búsqueda y reorganización de materiales que contribuyan a la elaboración de un corpus de pensamiento crítico.

  • Una visión del sujeto, que parte de la corporalidad y del tramado de relaciones en que se realiza (intersubjetividad), no de los esquemas abstractos del sujeto cartesiano, predominante en el pensamiento moderno (sujeto cognoscente-sujeto actuante). El pensamiento crítico debe estar atento a los procesos de subjetivación (producción de subjetividad-humanización) y enfrentar  la explotación del trabajo en todas sus formas, de la naturaleza externa y de la humanidad, en ambos casos por extracción y exclusión. Este sujeto juzga en la perspectiva vida-muerte toda acción humana.
  • Los procesos de subjetivación-humanización resultan obstruidos por las diversas formas de la violencia (Laissez Faire-Laissez Mourir: matar – dejar morir; matar es suicidio), frente a los cuales el pensamiento critico debe ofrecer argumentos y perspectivas para resistir y superarlas.
  • El enfoque de la crítica de la irracionalidad de lo racionalizado. Todo pensamiento crítico surge frente a este núcleo de irracionalidad. Se trata del desarrollo de una racionalidad que tensiona y enfrenta los efectos directos/indirectos de la racionalidad medio-fin.
  • La racionalidad medio-fin se inscribe en una mística del crecimiento y del progreso, que hace del cálculo utilitario el principio rector de la objetivación de lo real.  Por esta vía, tanto la naturaleza externa como el ser humano son constituidos (mistificación; absolutización) como mecanismos de funcionamiento, lo cual  produce un desdoblamiento de la afirmación de la vida. Según esta visión, destruir las condiciones de posibilidad de la vida es una afirmación de la vida; esta es una nueva dimensión del fetichismo, efectuada a través de los mecanismos del mercado y de la ley.
  • La crítica se despliega como crítica de la economía política (satisfacción de las necesidades humanas) y del Estado de Derecho (crítica de la ley), así como de las formas idolátricas en que se soportan. Esto supone, además,  una crítica de los diversos aspectos de la condición humana y de la sociabilidad: ética (formal y funcional); dimensión libidinal; política; producción de sentido y construcción de realidad, entre otras.
  • La existencia de un sistema de dominación múltiple exige del pensamiento crítico un marco de análisis y de acción política, complejo y diverso, que enfrente la dominación patriarcal, etaria, étnica, de clase, libidinal y de la naturaleza.
  • El pensamiento crítico se re-constituye como crítica política y del poder en las condiciones de la globalización neoliberal y su crisis. Esto exige de quienes resisten y buscan alternativas un esfuerzo por deconstruir la política actual y repensar políticamente las realidades en que se inscriben los actuales procesos de resistencia y alternativas.
  • Estas dominaciones múltiples se inscriben en tramas sociales que las presentan como racionales.  El pensamiento crítico devela el carácter mítico de estas construcciones racionales de la dominación. Así mismo, el pensamiento crítico abre el espacio mítico como campo de construcción de realidades e interacción de racionalidades.
  • Desde esta apertura, el pensamiento crítico se constituye en condición necesaria para la transformación y la emancipación. El examen crítico, dialogante, de las memorias colectivas, encuentros de saberes, imágenes, relatos, especialmente los producidos en las luchas, resistencias y afirmaciones de los pueblos, es fundamental para posibilitar y elaborar las alternativas liberadoras.


•    Elementos epistemológicos, éticos y heurísticos en la reconstitución del pensamiento crítico.

  • Criterio de posibilidad: La aproximación y abordaje analítico de la realidad se hace según el criterio vida-muerte (ejemplo: asesinato es suicidio).
  • Criterios epistemológicos:
  1. Partimos de la contradicción performativa de la acción directa, según el cálculo de utilidad que produce efectos indirectos destructivos.
  2. La dimensión mítica es constitutiva de la condición antropológica que permite construir realidades.
  3. El  sujeto corporal, en tanto sujeto de necesidades inscrito en el circuito natural de la vida, es referente de toda producción socio-histórica.
  • Criterio de verdad: La verificación de los procesos, las acciones y los argumentos es de carácter práxico y están en función de lo que produzca, reproduzca y despliegue la vida humana en todas sus potencialidades. Hay un factor de verdad en lo que enfrenta y transforma aquello que sojuzga, humilla, explota y/o mata al ser humano y la naturaleza.
  • Criterios heurísticos:
  1. Se parte de la negatividad: Lo que “no es” denuncia lo que “es”, pero anuncia a partir de lo imposible (dimensión utópica) lo que puede ser. Pensar lo imposible permite vislumbrar lo posible.
  2. La satisfacción de las necesidades humanas está en el centro de la acción y trasciende el cálculo de utilidad en una dinámica compleja y contingente que es el circuito natural de la vida.
  • Criterios éticos: La realización integral del sujeto corporal, el despliegue de todas sus potencialidades, se da en una trama de relaciones sociales que satisface  sus necesidades materiales y libidinales:
  1. Responsabilidad por los efectos directos e indirectos que resulten destructivos.
  2. Corresponsabilidad por el reconocimiento del otro.
  3. Principio de solidaridad: “yo soy si tu eres”


•    Temas de trabajo

  • Núcleo de la subjetivación: sujeto, relaciones sociales, procesos de subjetivación, identidades, diversidades, movimientos sociales y otros.
  • Núcleo de la acción: límites de la acción, criterios de decisión, criterios de discernimiento de las valoraciones, entre otros.
  • Núcleo de emancipaciones: recuperación-reconstitución de la memoria y elaboración de metáforas e imágenes para la resistencia; formas de comunicación de experiencias y saberes; elaboración de alternativas y educación política: pedagogía crítica y metodologías para la reflexión y la acción, así como el discernimiento de los sentidos de la valoración. Esto supone incorporar un diálogo crítico y reconstructivo con el pensamiento emancipatorio latinoamericano de las diversas épocas.
  • Núcleo de conocimiento: ciencia y tecnología; función social de los intelectuales; nuevos lenguajes y epistemologías.


 
Universidad Nacional de Costa Rica
Heredia, diciembre 2008

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos Destacados

On Dualism in Christianity: Satan vs. Lucifer

video1

On Anti-Utopianism

video2

On Utopias of the Left and the Right

video3

On Liberation Theology in the 21st Century

video4